25.2 C
Caracas
jueves, 26 mayo, 2022

AUDIO Y CRÓNICA | La vida de los tachirenses se paraliza hasta por 12 horas a diario

-

En los bancos y comercios suelen observarse cortes que indican que están sin luz. Foto Óscar Duque

San Cristóbal.- Sin luz, sin gas, sin agua, sin dinero en efectivo, sin gasolina y sin el tradicional  pan andino: así se resume la vida diaria de un tachirense, pues además de lidiar con los problemas económicos y políticos del país, debe hacerlo con los propios de la región.

Cada día resulta difícil la planificación de las personas. Ir al banco, hacer mercado, ir a algún organismo público o trabajar como es lo usual, no es posible. Los constantes apagones limitan la compra o venta en los establecimientos comerciales y a ello se suma la falla en el servicio de telefonía. Aunque Corpoelec informó sobre un plan «de administración de cargas» que no es más que el horario en que se corta la energía, la situación sigue siendo crítica.
Ante el anuncio nada mejoró. La organización del día giraba en torno al cronograma que pese a la confusión de los distintos bloques y horarios, los tachirenses lograron adaptar a su estilo de vida. Cuatro horas sin luz cada 12 horas, es decir ocho horas improductivas cada día.
Las ocho horas se convirtieron en tan solo el inicio del caos debido a que entre cada bloque también se registraron apagones fuera del horario establecido. Apagones de media hora, de una hora y media y hasta cuatro horas más, lo que ha generado la paralización en la vida de muchos tachirenses.
«El martes no hubo luz y cuando llegó no hubo punto de venta, cerramos el negocio a las 8 de la noche y el corte de caja dio cero bolívares, tal cual, cero bolívares. No vendimos absolutamente nada e igual debemos pagar a los empleados, proveedores y deudas pendientes. De vender 27 millones de bolívares en un día pasamos a nada» narró Linda, trabajadora en un bodegón de la ciudad de San Cristóbal.

Lee también: Cinco horas pasan tachirenses en cola para surtir sus carros con gasolina cuando se va la luz

Así como en el bodegón, en casi todos los negocios se ha presentado la misma situación. Aunque han comprado o alquilado plantas eléctricas, no pueden controlar que los posibles compradores opten por no salir de sus casas para ahorrar gasolina, esto debido a que precisamente por los apagones las colas se han acentuado más de lo habitual.
Como si ocho horas no fuesen suficiente para la vida de los tachirenses, la noche del 20 de marzo se informaba nuevamente del plan de administración de cargas, que no fue esperanzador para nadie.
A través de Twitter, con dos imágenes pequeñas saturadas de texto,  y con la sectorización del Táchira equivocada, la empresa eléctrica informaba de la nueva modalidad. Dos bloques con los que se irá la luz por 15 horas o nueve horas intermediario. La mitad del estado apagado y la otra mitad a media máquina.

A oscuras permanecen normalmente los tachirenses con los cortes programados o los apagones fuera de cronograma. Foto Lorena Bornacelly

El primer turno, según las imágenes de Corpoelec, estará sin servicio de energía eléctrica de 3 de la mañana hasta las 6 de la mañana, Luego de 9 de la mañana a 3 de la tarde y por último de 9 de la noche a 3 de la mañana. Es decir, 15 horas sin luz.
El segundo turno establece dos cortes, el primero de 6 de la mañana a nueve de la mañana y de 3 de la tarde a 9 de la noche. Son 9 horas sin luz. Pero como ambos turnos se cumplen día por medio, quien termina el turno 1 a las 3 de la mañana tendrá luz hasta las 6 de la mañana cuando inicia el turno 2.
Y es que a pesar de iniciarse el supuesto plan no fue cumplido y zonas pasaron este martes 21 de marzo, 12 y hasta 14 horas sin luz, sobre todo en la zona norte del Táchira donde no se ha respetado ninguna programación realizada.
«Es desesperante, angustiante. No se puede hacer nada. Se acumulan los trabajos, las tareas, las asignaciones pendientes. La mayoría de las cosas que debo hacer para la universidad requieren de internet y una computadora y mi laptop por ejemplo no sirve si no está conectada recibiendo electricidad. Los profesores entienden pero yo estoy en el último semestre y no quiero retrasarme más. En los pocos momentos con luz aprovecho hacer lo posible pero debo también bañarme (sin luz la moto bomba de su casa no sirve) y hacer otras cosas» narró Daniel Granados, estudiante.
No pareciera haber solución ante esta crisis. El ministro de Energía Eléctrica Luis Motta Domínguez afirmaba el 12 de marzo que sería por 15 días que se registrarían los cortes de luz, pero el cronograma anunciado está programado hasta el 31 de marzo, seis días más de lo prometido por el representante nacional.
Todo se paraliza: las clases, los comercios, las labores del hogar y las iniciativas de emprendedores que requieren de electricidad. El desánimo, la rabia, la indignación y la tristeza con inevitable, sobre todo en los cortes no programados que paralizan aún las pocas horas productivas de los tachirenses.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.

Ayúdanos a cubrir todo el país
Hazte Superaliado/a