Comunidades indígenas en Bolívar no cuentan con condiciones para el regreso a clases

Líderes indígenas del municipio Sucre, en el estado Bolívar, aseguran que las 49 escuelas de sus comunidades no tienen ni papel, y que los educadores no cuentan con salarios ni condiciones de vida dignas

84
Foto: Cortesía Kape Kape

Hilario Cortes, líder indígena de afirma que las comunidades de Maripa y Aripao no cuentan con las condiciones para el regreso a clases presenciales que anunció el gobierno de Maduro. Considera que las ni las escuelas ni la situación personal de educadores y las familias que allí hacen vida permiten acatar el llamado el ministerio de educación.

Detalló que estas escuelas y sus alumnos padecen por la falta de transporte fluvial y combustible para movilizarse desde sus comunidades hasta las escuelas, según reseña nota de prensa de la organización Kape Kape.

Hilario Cortés manifestó a Kapé Kapé que las comunidades indígenas de las zonas fluviales son las más afectadas, por no tomarse en cuenta en sus necesidades en las áreas de salud, territorio y seguridad alimentaria. Sus habitantes esperan que antes de ordenar el retorno a clases presenciales, primero se evalúen las condiciones de las escuelas indígenas y que se garantice el derecho a la salud de los alumnos y docentes.

Además, Cortés destacó que, como el resto de los docentes del país, los maestros y maestras de las comunidades indígenas del municipio Sucre lamentan que el sueldo no les alcanza para cubrir sus necesidades personales, al punto de que la mayoría debe pedir colaboraciones a los padres y representantes para comprar sus insumos de trabajo, como marcadores, bolígrafos, cuadernos, hojas blancas, porque las escuelas de la zona no reciben este tipo de dotación.

Derecho a la identidad vulnerado

El irrespeto al derecho a la identidad de los niños y niñas indígenas de estas comunidades se ha convertido en otro de problema en las comunidades indígenas, tanto en zona fluvial y terrestre del municipio Sucre.

Los maestros y líderes estiman que unos 300 niños indígenas en edad escolar no cuentan con una partida de nacimiento, lo que impide que los padres y representantes puedan inscribir a sus hijos en la escuela.

Con este escenario, sostiene, se está desconociendo la existencia de estos niños y niñas de las comunidades indígena porque no hay registro de su nacimiento, y muchos de ellos van a la escuela como oyentes, por no poder formalizar su inscripción.

Las autoridades indígenas y de las organizaciones ancestrales han logrado introducir a las diferentes instituciones públicas informes y denuncias sobre la situación que están padeciendo, entre ellas, la solicitud de una jornada especial de registro civil y cedulación y de la cual no han recibido respuestas.

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.