Brasil 2021 celebrará la Copa América en medio de discordias

El "espectáculo" arrancará en el estadio Mané Garrincha de Brasilia con el partido entre Brasil y Venezuela, después de dos semanas convulsas que pusieron en riesgo la celebración del evento

45
Vista exterior del estadio Mané Garrincha, una de las cuatro sedes de la Copa América 2021, el 10 de junio de 2021, en Brasilia (Brasil) | Foto: EFE / Joédson Alves

Caracas.- Fuga de patrocinadores, lío judicial, críticas de jugadores y 1.800 muertes diarias por COVID-19. Con ese mar de fondo empezará el domingo la Copa América en Brasil, un país devastado por la pandemia que decidió organizar a última hora la edición más controvertida de la historia reciente del torneo.

LEE TAMBIÉN

Rusia desarrolla vacuna anti-COVID-19 como aerosol nasal para niños

El «espectáculo» arrancará en el estadio Mané Garrincha de Brasilia con el partido entre Brasil y Venezuela, después de dos semanas convulsas que pusieron en riesgo la celebración del evento.

La Corte Suprema de Brasil despejó las dudas en el plano judicial al rechazar en la víspera tres recursos que pedían la suspensión del torneo por la altísima incidencia del coronavirus en el país, que acumula cerca de 500.000 muertos en menos de un año y medio.

La máxima autoridad del fútbol sudamericano se ha empeñado en llevar adelante esta Copa América, que ya fue postergada en 2020 por la pandemia, a pesar de la negativa de las dos sedes previstas inicialmente, Colombia y Argentina.

El primero, que afronta una ola de protestas sociales, pidió aplazarla, pero la Conmebol se mostró inflexible. El segundo renunció por la crítica situación de sus hospitales, similar a la de Brasil.

En ese impasse apareció la opción Brasil, el país de Latinoamérica más afectado por el SARS-CoV-2 y actualmente en pleno repunte de contagios, con una media diaria de 60.000 durante la última semana.

La Conmebol se puso en contacto con la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), que a su vez preguntó al Gobierno de Jair Bolsonaro, líder de una extrema derecha que niega la gravedad del virus.

El mandatario dio su visto bueno y el 31 de mayo se anunció a Brasil como única sede de la Copa América 2021.

El ministro de Salud, Marcelo Queiroga, subrayó que el torneo no supone un riesgo «adicional» y recordó que ya se juegan otras competiciones internacionales, como las Copas Libertadores y Sudamericanas o las eliminatorias para el Mundial de Catar 2022.

También aparecieron rumores sobre un posible adiós del seleccionador Tite, en medio de una crisis interna con la CBF que culminó con la suspensión de su presidente, Rogerio Caboclo, uno de los padrinos de traer el torneo a Brasil y quien fue acusado por una empleada de la entidad de acoso moral y sexual.

En paralelo, dos partidos izquierdistas y una organización sindical recurrían al Supremo para tumbar el torneo, mientras el Gobierno pulía los detalles y definía cuatro sedes: Cuiabá, Goiania, Brasilia y Río de Janeir, ciudades atacadas fuertemente por el coronavirus.

Después de tanto ruido, la Canarinha irá con todas sus estrellas: Neymar, Casemiro, Marquinhos, Thiago Siva, Firmino, Gabriel Jesus y compañía.

Por otro lado, entre el miércoles y el jueves, la Copa América de Brasil perdió tres importantes patrocinadores, Mastercard, Ambev y Diageo, que decidieron abstenerse de exhibir sus marcas en esta edición. Ninguno de las tres compañías ha querido tener asociada su imagen a la ya apodada como «Covid América».

Detrás de la noticia que acabas de leer hay otra historia. Fue posible gracias al esfuerzo de todo un equipo que, como tú, valora la independencia y está empeñado en visibilizar las injusticias y los abusos del poder. Para seguir haciéndolo necesitamos tu aporte. Súmate a nuestra causa de mostrar la realidad y mantenernos despiertos.Hazte Aliadodel periodismo que te cuenta la realidad y te mantiene despierto.