Apenas 9,14% de los 22 millones de venezolanos que el Gobierno promete vacunar para este año  cuenta con el esquema completo de vacunación contra el COVID-19. Especialistas señalan que el mecanismo de control propuesto por Maduro es inviable porque no todas las personas tienen los recursos para hacerse pruebas PCR y las probabilidades de falsificación de certificados de vacunación son altas

Por: ARI

El viernes 8 de octubre, Nicolás Maduro informó que su gobierno había diseñado una nueva medida para ayudar a controlar los contagios de COVID-19. Se trata de una especie de semáforo que, según el color que muestre, permitirá el acceso a las personas a algunos lugares públicos como restaurantes, en un principio. Este sistema comenzaría a ser implementado a partir de la tercera semana del mes de octubre.

El semáforo se regirá con el Sistema Patria, detalló Delcy Rodríguez, vicepresidenta del gobierno de Maduro, quien explicó el significado de cada color de este método: la luz verde permitirá la entrada al establecimiento, significa que la persona está vacunada; la luz amarilla indica que está sana, pero no se ha vacunado; la luz roja negará la entrada al lugar, porque muestras que la persona está contagiada. 

¿Pero es viable la implementación de este sistema en Venezuela? El presidente de la Academia Nacional de Medicina, Enrique López Loyo, en una entrevista ofrecida a Onda la Superestación el 11 de octubre, indicó que la propuesta presentada por el gobierno de Maduro es inviable en la actuales condiciones del país. Su argumento se basó en los datos de la Encuesta de Condiciones de Vida (Encovi). El médico señaló que en Venezuela existe 94% de pobreza, y teniendo en cuenta este dato solo 6% de la población podría ir a comer en restaurantes. 

“Para lograr ese tipo de medidas se tiene que utilizar la data del Ministerio de Salud y hacerse pública, puesto que las personas pueden ser víctimas de ‘alcabalas’ y del uso indebido de la autoridad, como ha ocurrido en ciertas áreas del país”, afirmó López Loyo. Agregó que esta nueva medida depende de las pruebas PCR y un gran porcentaje de los ciudadanos no tiene acceso a ellas. 

Lorenzo Araujo, presidente de la Cámara de Comercio de Valencia, en entrevista para El Pitazo, señaló que la medida anunciada por Maduro no es un instrumento que permitirá contener el virus en el país. “No olvidemos que las personas, para llegar a un comercio, pasaron por un transporte público en el cual no hay control de la aglomeración. Han pasado por una serie de lugares donde no ha habido chequeo previo antes de ingresar al local”.

Asimismo, enfatizó que entre más controles haya, más probabilidades existen de hacer trampa y de falsificar los certificados de vacunación.

Por otra parte, Iván Puerta, presidente de la Cámara Nacional de Restaurantes (Canared), informó el 12 de octubre a través de un video en Instagram que el lunes 11 de octubre se comenzó a aplicar un plan piloto del semáforo de acceso con 40 locales. Detalló además que el plan se extenderá a locales de Distrito Capital y Miranda, entidades donde se registran la mayor cantidad de casos diarios.

También precisó que las personas que estén vacunadas pero que no estén registradas en el Sistema Patria, al momento de ir a un restaurante, tendrán un color amarillo en lugar de verde. “Si no estás en la plataforma, tendrás que hacerlo para no tener problemas”.

Además de anunciar el nuevo sistema de control, Maduro aseguró que 50% de la población ya está vacunada. No obstante, según los datos recogidos en la semana del 5 al 12 de octubre por el Vacunómetro, herramienta periodística que registra el proceso de vacunación en el país, realizado por la Alianza Rebelde Investiga (ARI), solo 9,14% de las personas tienen el esquema de vacunación completo y 50,04% de la población cuenta con al menos la primera dosis.

Los datos recogidos por el Vacunómetro muestran que se han aplicado un total de 11.670.986 dosis, de las cuales solo 2.012.562 personas han completado el esquema de vacunación y 3.713.546 tienen la primera dosis.

Según cifras de la Oficina Panamericana de la Salud (OPS), hasta el 10 de agosto, en el país 6.190.629 personas tenían el esquema de vacunación completo y 9.926.613  habían recibido la primera dosis.

Es oportuno precisar que el Vacunómetro se alimenta de las declaraciones de voceros regionales y que solo las autoridades de 16 estados han discriminado entre primeras y segundas dosis. Además, no todos los estados actualizan sus cifras cada semana. Para el 12 de octubre solo las autoridades de Amazonas, Delta Amacuro y Nueva Esparta informaron sobre segundas dosis aplicadas. 

Otro dato contradictorio que se evidencia en el seguimiento del Vacunómetro es la cantidad de dosis distribuidas. Desde finales de mayo hasta el 12 de octubre han llegado al país 30.561.056 vacunas. No obstante, se han distribuido a lo largo del territorio 8.919.395 dosis, y se han aplicado 11.670.986 inoculaciones, es decir, se han suministrado 30,08% más de las dosis distribuidas en los estados. La diferencia en los números deja ver que no en todos los estados los voceros han reportado las vacunas que han recibido.

Medidas en otros países

Siguiendo las medidas restrictivas en otros países, se observó que en Italia, por ejemplo, el pasaporte COVID-19 entró en vigor cuando en el país el 50% de la población ya estaba completamente vacunada. Mientras que en Colombia decidieron aplazar la medida por no tener aún un alto porcentaje de personas vacunadas.

Según una nota del diario colombiano El Tiempo, para el 31 de agosto del presente año, el gobierno de Colombia anunció que tendría listo el diseño e implementación de un pasaporte digital que certifique que las personas han recibido el esquema completo de la vacuna contra el COVID-19. Sin embargo, la idea no se ha aplicado aún porque solo 14 millones de personas de los 50 millones de colombianos había completado el esquema vacunación. “Hemos contemplado el pasaporte COVID, pero solamente se aplicaría una vez se hayan cumplido todos los ciclos etarios. Asumiendo que esto es voluntario, es gratuito y es un deber de todos. Cumplida esa etapa, tendremos también el mecanismo del  pasaporte digital”, indicó el presidente Iván Duque.

Hasta el 7 de octubre, Colombia registraba  18 millones de personas con el esquema completo de vacunación quienes tienen un carnet de papel escrito a mano que indica las fechas de las dosis y la posibilidad de descargar el certificado de manera digital. No obstante, no hay restricciones fundamentadas en la vacuna.

Otro panorama se vio en Italia, donde el 6 de agosto entró en vigencia el pasaporte verde digital. En ese momento, según Our World in Data, el 55,9% de la población estaba completamente vacunada. Este documento es imprescindible para poder entrar a bares, restaurantes, piscinas, cines, gimnasios, museos, teatros, ferias. Cualquier persona mayor a 12 años deberá presentar la documentación para poder disfrutar de estas instalaciones. 

Asimismo, el 16 de septiembre se aprobó un decreto que entrará en vigor el 15 de octubre y que convertirá a Italia en el primer país europeo que exige pasaporte sanitario a todos sus trabajadores. El decreto obliga a todos los trabajadores italianos a tener un pase verde que certifique que por lo menos tienen la primera dosis de la vacuna o que ya han tenido la enfermedad. De no querer vacunarse, el empleado  tendrá que realizarse cada dos días una prueba diagnóstica. 

Con vacunas también se contagia

De acuerdo con la información ofrecida por el gobierno de Maduro con respecto al semáforo de acceso, las personas que estén vacunadas podrán entrar sin ningún problema a los establecimientos. ¿Pero estar vacunados garantiza que las personas no se puedan contagiar de COVID-19?

El 7 de octubre, la agencia de noticias EFE, reseñó que especialistas señalaron que ninguna vacuna puede evitar 100% el contagio. Margaret Harris, portavoz de la OMS, indicó que las vacunas ayudan a prevenir que la enfermedad evolucione a un estado de gravedad o la muerte en caso de infección.

“Extensos ensayos clínicos hallaron que dos dosis de las vacunas de Moderna y Pfizer-BioNTech prevenían el 95% de las enfermedades causadas por el coronavirus. Si bien estos resultados son impresionantes, una de cada 20 personas queda desprotegida”, explicó el médico Tom Frieden, exdirector de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Por su parte, Preeti Malani, directora de Salud de la Universidad de Michigan apuntó que ninguna vacuna brinda protección inmediata apenas la persona se vacuna.

Esta noticia es parte del seguimiento al proceso de vacunación contra el COVID-19 que realiza la Alianza Rebelde Investiga (ARI), integrada por El Pitazo, Runrunes y TalCual.

Lee más sobre el #VacunómetroVen haciendo clic AQUÍ

La imagen tiene un atributo ALT vacío

Miles de venezolanos en las zonas más desconectadas de nuestro país visitan diariamente El Pitazo para conseguir información indispensable en su día a día. Para muchos de ellos somos la única fuente de noticias verificadas y libres de parcialidades políticas.

Sostener la operación de este medio de comunicación independiente es cada vez más caro y difícil. Por eso creamos un programa de membresías: No cobramos por informar, pero apostamos porque los lectores vean el valor de nuestro trabajo y contribuyan con un aporte económico que es cada vez más necesario.

Forma parte de la comunidad de Superaliados o da un aporte único.

Asegura la existencia de El Pitazo con una contribución monetaria que se ajuste a tus posibilidades.

HAZTE SUPERALIADO/A

Es completamente seguro y solo toma 1 minuto.